© 2019 ospinarte.com

SITIO EN CONSTANTE ACTUALIZACIÓN.

En esta primer etapa de exploración en el lenguaje plástico, la mayoría de las obras de Sergio Ospina son  el resultado de cierta  necesidad por integrar al espectador hacia espacios abiertos, donde el horizonte, el cenit, la  altura, definen un estar aquí: "debajo del cielo, encima o más allá del planeta... del mundo". 

Son paisajes que invitan al espectador, en tanto ser humano,  a establecer un diálogo consigo mismo sin  la presencia de las multitudes que “ensucian” o impiden la experiencia fundamental en la obra plástica: "trazar  lazos  antropocósmicos en su interpretación de la Tierra y el Cosmos". 

En el Mundo Imaginario, espacio donde se realiza la concepción del artista Sergio Ospina, todo lo que pertenece al sentido espiritual está en el cielo y lo que pertenece al sentido natural o material, está por debajo de éste. Las montañas, las rocas, el cielo, el horizonte y los mares, son el escenario de la impresión del tiempo aglutinado en seres con identidad propia.

En este sentido, el recorrido en el que nos embarcamos en los innumerables detalles de cada obra, es el de sumergirnos en este mundo fantástico repleto de significados, muchos de ellos enroscados en nuestros recuerdos y memorias más primitivas, al amparo de un universo de color que se apaga por la noche y del que en su profundidad surge la creación inspiradora.